Un prototipo que sigue funcionando

Mi trabajo es reconstruir zanjas de drenaje en el bosque. Extraer los tocones con un gancho o un recogedor siempre provocaba los mismos problemas: el progreso era relativamente lento y terminaba por quedarme sin espacio por causa de los grandes montones de tocones y raíces extraídos.

Después de poner las manos en uno de los primeros prototipos de Stump Crusher viables, pude abordar mi trabajo desde un ángulo completamente diferente: en cuestión de segundos, perfora y tritura los tocones directamente en el suelo, donde se descomponen de manera natural.

Ahora, el mismo trabajo se termina 4 veces antes y mis clientes consiguen un resultado final mucho más limpio. Sin montones de residuos bloqueando el camino, las zanjas son fácilmente accesibles a pie o con vehículos ligeros de mantenimiento. Claramente, esta inversión se ha amortizado, porque el prototipo sigue funcionando sin un solo fallo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *